¿Cómo se logra la libertad financiera?

Web dedicada al Euribor

¿Cómo se logra la libertad financiera?

¿Cómo se logra la libertad financiera?

23 de agosto de 2017

Libertad financiera

   Te preguntarás qué es la libertad financiera, porque parece una expresión algo inalcanzable, que para numerosas personas puede representar “ganar mucho dinero”.  En parte es así, en parte no, por lo que te vamos a comentar.

   Cuándo ves a personas con dinero que parecen tener completa libertad financiera te preguntas “¿Algún día ese seré yo”? Luego te encaminas hacia tu trabajo o negocio y le dedicas ocho, diez o 12 horas, como ocurre cada vez más en los tiempos que vivimos. Lo más seguro es que pase el tiempo y la ansiada independencia económica no llega con la rapidez que deseas. Tienes compromisos de pagos que cautivan tu capacidad de ahorro, quizá vives “al día” sin plantearte opciones de un futuro mejor.

   Te preguntamos ¿Trabajas para realmente lograr esa meta de lograr el dinero suficiente que te permita vivir sin preocupaciones? ¿Tienes cubiertos con margen suficiente tus gastos corrientes? ¿Te queda margen para extras e imprevistos? ¿Puedes ahorrar? o ¿apenar llegas a fin de mes?

   Vamos a aclarar una gran verdad.  Generar riqueza no se trata de cuánto ganas sino de lo que haces con el dinero que tienes. No importa qué trabajo realices, cuál es tu salario y en qué sector industrial te encuentras.  Lo fundamental es la actitud que tengas sobre el dinero y cómo lo trates. Aquí hay tres actitudes sobre el dinero que debes adoptar antes de lograr ser financieramente independiente.

1. Los euros son como piezas de ajedrez

Dinero, libertad financiera

   Decimos euros como dólares, pesos o libras o cualquier moneda del mundo. Sí, debes pensar en tu dinero como si fueran piezas de ajedrez a las que debes mover estratégicamente. Esto significa ponerlas a trabajar de maneras diferentes. Las personas verdaderamente independientes son muy buenas haciendo esto y con un poco de práctica también lo puedes lograr.

   Ya sea que trabajes por cuenta ajena o tengas tu propio negocio, tu actitud hacia el dinero debe ser la misma. Cuando recibas un pago, debes asignar cierto número de euros en el “tablero de ajedrez” para que trabaje para ti. Inviértelo de nuevo en tu empresa, ahorra para una futura compra de propiedad, delega una labor que te moleste, que te quite tiempo y que podrías dedicar a otras cosas, dedica una cantidad a un plan de inversión personal, etc.

   Trata tus euros, tus dólares, tus pesos o tus libras como piezas de ajedrez y colócalos en posiciones estratégicas para que te generen más dinero.  ¿Ves cómo funciona esto? Puede ser un hábito difícil de generar, pero con un poco de práctica verás que hacer una buena distribución de tu dinero se volverá una segunda naturaleza. Verás cada euro como una oportunidad de crecimiento financiero. ¡De hecho, es un poco adictivo!

2. Pequeñas fugas pueden hundir hasta el barco más grande

    Muchas personas creen que “una moneda por aquí y una moneda por allá” no hacen la diferencia. No le dan valor a lo pequeño. Así que van por la vida gastando porque piensan “qué tanto es tantito”. Bueno, tenemos noticias. Cuando haces cuentas a final de mes, ese “tantito” suma una cantidad importante. Sesenta euros de compras impulsivas a la semana pueden convertirse en cientos de euros gastados en nada al mes.

   Deberías terminar con todos esos gastos impulsivos que realizas y que realmente no aportan nada a tus finanzas personales o familiares. Por ejemplo, podrías empezar por correr en la calle y hacer algunos ejercicios diariamente en tu casa en lugar de pagar 50 euros mensuales o más para la cuota de un gimnasio al que nos siempre vas. Todos estos gastos se vuelven miles de euros al año que podrías estar utilizando para incrementar tus finanzas.

    Cuanto más pronto determines cuáles son los gastos pequeños e innecesarios de tu presupuesto mensual, más rápido te darás cuenta cómo puedes evitarlos. Piensa, todo ese dinero que se gasta en pequeñeces son euros que podrías tener trabajando para aumentar tu riqueza, como piezas de ajedrez que son.

    ¿En qué te gastas más dinero de forma impulsiva? Productos de belleza y maquillaje, ropa y calzado, salidas y bebidas, productos para el cabello, revistas, tabaco…

   ¿En qué podrías reducir tus gastos para destinar ese dinero a mejora de tu economía?

    ¿Cuánto dinero podrías ahorrar si limitaras el consumo de cervezas o de tabaco?

3. No cambies las horas por euros

mujer, libertad financiera

   Puede que estés en una empresa que te permita cobrar unos buenos euros por cada hora de trabajo, pero plantéate si puedes ganarte el salario y elevar tu productividad para centrarte en las tareas que más margen producen, porque son más eficientes. Quizá puedas delegar funciones optimizando tu tiempo y desarrollando tu talento. Además de aportar más valor a la empresa, contribuirás a mejorar tu línea de carrera profesional.

    Si tienes tu propia empresa, te va bien y hay oportunidades de desarrollo, es momento de plantearte incrementar tu plantilla con algún empleado o empleada que te permita hacer crecer tu negocio mientras él-ella, se dedican a resolver las operaciones diarias.

    Por ejemplo, un cliente al que asesoramos   tenía un negocio inmobiliario y hacía todas las labores comerciales de búsqueda de propiedades y clientes, además de hacer toda la labor administrativa, lo que no le permitía buscar otro tipo de ganancias y opciones de negocio. Así que no pagarle a alguien que se dedicara a las funciones de gestión y administrativas le costó grandes cantidades de dinero y muchas oportunidades de crecimiento. Afortunadamente supo reorientar su inmobiliaria y ahora se centra en las actividades de dirección y comerciales más rentables. No dejes que esto te pase. Céntrate en optimizar tu negocio y en hacerlo crecer. Delega aquellas tareas administrativas en personas eficientes que te permitan orientarte en mejores resultados.

    En resumen, para tener libertad financiera, tus finanzas deben ser claras y fáciles de manejar, debes empezar a ver al dinero como tu aliado y compañero de equipo para que trabaje a tu favor.  Si gastas todo lo que ganas tu capacidad de ahorro es nula. Adoptar este enfoque de reducción de gastos, incremento de generación de ingresos y hacer un buen plan financiero personal y familiar, te ayudará a cambiar tu futuro.

    Si te ha gustado este artículo compártelo en redes sociales.

    Categoría: finanzas personales, finanzas familiares, libertad financiera, educación financiera


    Lecturas: 134