Máximo histórico y mínimo histórico del Euribor

Web dedicada al Euribor

Euribor: -0,156%

Media provisional Euribor hipotecario de agosto de 2017

Máximo histórico y mínimo histórico del Euribor

Máximo y mínimo histórico del Euribor

3 de junio de 2017

maximo y minimo historico del euribor

    El Euribor ya cuenta con unos cuantos años de historia y a lo largo de ellos ha experimentado variaciones muy significativas que han tenido repercusiones muy importantes sobre las familias y ciudadanos con hipoteca. Podemos hablar de un máximo y un mínimo histórico en la trayectoria del Euribor. El máximo lo alcanzó, en julio de 2008, cerrando el mes en el 5,393%. Un valor muy alto que ponía las cuotas mensuales por las nubes. Afortunadamente, por aquel entonces, el diferencial que se añadía a la hipoteca en la mayoría de los casos era muy bajo, pero por muy bajo que fuera, ese valor tan alto del Euribor conseguía que los ciudadanos pagaran mensualmente por sus hipotecas cuotas muy altas.

    La crisis económica ya había estallado, 2007 y 2008 son los primeros años de la misma, y sus primeros efectos ya empezaban a notarse de forma contundente y los nubarrones económicos se mostraban muy amenazantes y provocaban ya terroríficos efectos. A pesar de que la sombra de la crisis ya lucía esplendorosa, el Banco Central Europeo (BCE), no se decidía por bajar los tipos de interés, y por consiguiente, como el Euribor y los tipos de interés siguen tendencias paralelas, el Euribor tampoco bajaba.

    Fue en octubre de 2008, cuando se tomo la primera decisión de bajar los tipos. Más vale tarde que nunca. Y después le siguieron más bajadas y bajadas en el precio del dinero, porque la crisis, lejos de desaparecer cada vez se mostraba más cruel y con consecuencias más devastadoras. El desempleo y los desahucios incrementaban sus cifras vertiginosamente. Las hipotecas se abarataban gracias a la bajada de tipos por parte del BCE, pero no con la suficiente rapidez para que las cuotas mensuales se convirtieran en asequibles. Además, no todos los ciudadanos con hipoteca se beneficiaban de todo la caída de los tipos, pues estaban las hipotecas con cláusula suelo o las hipotecas ligadas al IRPH, por lo que aunque el Euribor bajaba, estas últimas no recogían la totalidad de la caída. Los desahucios por tanto no hacían otra cosa que incrementarse, porque la agonía de la crisis económica era muy intensa sobre millones de familias que contemplaban como sus recursos eran cada vez más menguantes y no podían hacer frente a unas hipotecas que se concedieron en los años de expansión económica y del boom inmobiliario. Era la época en la que nos creíamos ricos y los bancos nos ayudaban a creerlo. La fiesta terminó de la forma más dramática posible y las medidas que se tomaban, como la baja de tipos de interés, no eran suficientes.

    Pero el BCE siguió y siguió bajando los tipos y llego a la cifra más baja, el 0%. El Euribor no tuvo otro remedio que seguir su caída y por ello, acercándonos ya a los momentos más actuales,  en febrero de 2016, llego a situarse en el terreno negativo. En mayo de 2017 todavía sigue bajando y en este mes cosecha un nuevo mínimo histórico: -0,127%. Seguramente seguirá cayendo más los próximos meses, poco, porque le queda ya escaso margen que recorrer, pero presumiblemente seguirá perdiendo posiciones, porque la inflación todavía no es alta y el BCE seguirá pensando que es necesario mantener los tipos de interés en el 0%.


    Lecturas: 347