Futuro del Euribor: Pronostico y previsión del Euribor para 2020, 2021 y 2022 | Euribor Saltar al contenido
Euribor

Futuro del Euribor: Pronostico y previsión del Euribor para 2020, 2021 y 2022

14 septiembre, 2019

¿A cómo estará el Euribor en 2020, 2021 y 2022?

A los ciudadanos con hipoteca tienen como contrapartida a las consecuencias perversas y dramáticas de las situaciones y perspectivas de crisis económica, que el Euribor consigue situarse en niveles muy bajos incluso cuando se pensaba que ya los iba a abandonar pronto. La recuperación económica y superación de la crisis económica iniciada a finales de 2007 parece que nunca llega a producirse de forma explícita, sino que además se vislumbran muchas perspectivas de nueva crisis e incluso empieza a hablarse otra vez de recesión económica.



El Banco Central Europeo (BCE) con su presidente Mario Draghi, vuelve a sacar toda su artillería en forma de medidas y estímulos económicos para batallar en contra de la ralentización económica en la Eurozona.

Y la verdad es que parece que los problemas de envergadura que hacen un severo daño al crecimiento económico no cesan de producirse y algunos de prolongarse de forma continua en el tiempo: por una parte, tenemos el Brexit que continuamente aparece amenazante en los medios de comunicación, por otra la gran guerra comercial que existe entre las grandes superpotencias de Estados Unidos y China y en medio la debilidad económica en países fuertemente industriales como Alemania e Italia. Más concretamente, en la gran potencia de Europa que es Alemania, Olaf Scholz, su ministro de finanzas previniendo lo que pueda suceder, ya advierte que su país cuenta con músculo fiscal para afrontar cualquier crisis económica con toda su fuerza y es que el país germano ya tiene en perspectiva una inyección económica de 50.000 millones como estímulo para su economía.

Ralentización económica y Euribor en negativo

Todas las perspectivas de ralentización económica y todos los graves problemas e incertidumbre que se dan a nivel internacional: Brexit, guerra comercial, etc… incitan al BCE a poner en marcha nuevos estímulos económicos y a plantearse nuevas rebajas de los tipos de interés, y esto no hace otra cosa que empujar al Euríbor hacia abajo y continuar alcanzando valores de mínimos históricos.



En el año 2018, se pensaba que el Euribor iba a volver al terreno positivo incluso ya en el 2019, y sin embargo ha ocurrido todo lo contrario, a finales de 2019 se encuentra en mínimos históricos. En marzo de 2018 el Euribor empezó a subir, hubo un punto de inflexión en la continua caída del Euribor o tendencia bajista prácticamente iniciada desde una década antes. Tanto es así, que en septiembre de ese mismo 2018, el Euribor ya daba valores para encarecer las hipotecas.

Sin embargo, esta ligera tendencia alcista pronto se truncó, concretamente en marzo de 2019, un año después de iniciarse la tendencia alcista, inició de nuevo su senda bajista que le ha llevado a señalar a partir de julio de 2019 una serie de mínimos históricos.

El Euribor estará en terreno negativo durante mucho tiempo

El Euríbor va a permanecer bajo del 0%, es decir, en zona negativa mucho más tiempo.



El BCE en su última rueda de prensa señalo que los tipos negativos van a permanecer hasta el 2022 y además con perspectivas de que pueden ser bajados más en el futuro.

El departamento de análisis de Bankinter pronostica para 2020 un Euribor en una situación central de -0,10%, moviéndose entre el -0,20% y el -0,10%, y para 2021 pronostica un rango entre el -0,15% y como visión más optimista el -0,05%.

Como vemos para Bankinter el Euribor seguirá en terreno negativo en el 2020 y en el 2021, pero como para 2022 también el BCE todavía continuará con tipos negativos, el Euribor con mucha probabilidad todavía se encontrará en terreno negativo en el 2022.

Hipotecas a interés variable con mayor diferencial e hipotecas a interés fijo más atractivas

Es una noticia muy positiva para los clientes de los bancos con hipoteca referenciada al Euribor que este se vaya a encontrar en zona negativa durante muchos meses, pero para las entidades financieras un Euribor tan bajo y actualmente en caída libre les estrecha cada vez más los ingresos generados por la vía de las hipotecas y están actuando en relación con su oferta hipotecaria en doble sentido:

  • Por una parte, algunas entidades ya han aumentado el diferencial de las hipotecas a interés variable, es decir la parte fija que se añade al valor del Euribor para el cálculo del tipo de interés.
  • Por otra parte, las entidades están de nuevo haciendo todavía más atractivas las hipotecas a tipo fijo. Nunca han mostrado un interés tan bajo y con esta medida, los bancos quieren desviar la mirada de los potenciales clientes de las hipotecas a interés variable, que tantos quebraderos de cabeza y malas noticas les dan con un Euribor tan bajo y de esta manera más margen de ganancias.

Mínimos históricos del Euribor y cláusula cero en las hipotecas

Las caídas del Euribor están siendo tan pronunciadas en los últimos meses, que está consiguiendo situarse en mínimos históricos e incluso está llevando a que el resultante del Euribor + el diferencial sea de números negativos. Se trata de las hipotecas que se comercializaron en su día con diferenciales muy bajos, es decir con la parte fija que se añade al Euribor para el cálculo de interés muy baja, debido a la guerra comercial que se daba entre las entidades financieras en los años de expansión económica y del boom inmobiliario que les llevaba a realizar ofertas de hipotecas a interés variable como Euribor +0,18% o Euribor + 0,25%.

Resulta que en este tipo de contratos hipotecarios que se firmaron en el pasado con un diferencial tan bajo junto con la situación actual de un Euribor tan negativo, debería producir a que el banco no solo les cobrará interés 0 en las cuotas en las que ya resultará negativa la suma del Euribor más el diferencial, sino a que se les redujera también la parte de capital prestado. Pero no está ocurriendo así, de hecho, se les aplica interés 0, pero no se les reduce nada del capital prestado que tienen que pagar en el correspondiente plazo de amortización.

Si el Euribor acentúa la caída y la suma del diferencial más el Euribor continúa siendo negativa o incluso más negativa, podrían aparecer reclamaciones extrajudiciales e incluso judiciales por no descontar ese dinero del capital a amortizar en las correspondientes cuotas. Las entidades entonces están aplicando una cláusula cero cuando estas hipotecas antiguas no la contenían y ello que a pesar de que, si bien en ciertos meses va a ocurrir que, sí que resulte negativa la suma del Euribor más el diferencial en este tipo de hipotecas, en la totalidad de la vida del préstamo el banco habrá conseguido mucho dinero por vía de intereses, ya que el Euribor en el pasado tenía valores altos e incluso muy altos: en julio de 2008 el Euribor alcanzó el máximo histórico del 5,393%.

En definitiva, se espera que el Euribor continúe en valores bajos y negativos para los próximos años, 2020, 2021 e incluso seguramente en el 2022. Es un gran respiro para los ciudadanos con hipoteca referencia al Euribor que continuaran con cuotas más bajas de lo previsto también en los próximos años.