¿Se acerca el mejor momento para una hipoteca? | Euribor Saltar al contenido
Euribor

¿Se acerca el mejor momento para una hipoteca?

21 agosto, 2019

El Euribor no deja de dar alegrías a los ciudadanos con hipoteca y de dejar malas noticias para la banca. Hace tan solo unos meses el Euribor se encontraba en una senda alcista y las entidades financieras empezaban a respirar pensando que pronto cesaría la merma económica debida a un Euribor tan bajo y que empezaría a generar ingresos con un abandono del terreno negativo por parte del índice hipotecario. A partir de marzo de 2018 comenzó la tendencia alcista del Euribor y de esta manera las hipotecas en septiembre de 2018 empezaron por primera vez después de una década a encarecerse.

Con un Euribor tan bajo, la banca puede llegar a plantearse mejorar más las hipotecas a interés fijo, actualmente ya muy atractivas, como nunca lo habían estado en el pasado, ya que a las entidades financieras actualmente les conviene mucho más una hipoteca a interés fijo que les asegura unas ganancias estables mensuales frente a las hipotecas a interés variable que con un Euribor tan bajo les resulta poco rentables en estos momentos y llenas de incertidumbre ante un Euríbor desplomándose. Es posible, por tanto, que podamos hacer realidad pronto ese sueño de poder comprar esa casa de ensueño o cumplir nuestros mejores deseos con un préstamo hipotecario con unas muy buenas condiciones. Todos tenemos sueños de casas increibles, incluso de casas de lujo y si nuestro panorama económico está saneado puede que este muy cerca el momento de encontrar la mejores condiciones económicas en una hipoteca para adquirirla.

Poco ha durado la alegría para la banca. El motor que impulsaba el Euribor al alza era una posible subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), un encarecimiento del dinero que llevaría poco a poco al Euribor a recuperar valores cada vez más altos.

Muchos analistas, expertos, entidades financieras y medios de comunicación pronosticaban un abandono de la zona negativa y el alcance de valores positivos por parte del Euribor hipotecario para finales de 2019, porque la subida de tipos de interés también se pronosticaba para el otoño de 2019.

Pero los últimos mensajes desde el BCE han sido cada vez más alarmantes, la recuperación económica de la Eurozona ya no se vislumbra tan cercana e incluso se incide en que posiblemente se necesiten nuevos impulsos económicos. Se retrasa la subida de los tipos de interés, y además, ya no solo se habla de su retraso, sino todo lo contrario, si hace falta se podrá bajar más el precio del dinero. Tanto es así, que el Euribor en marzo de 2019, ya retomó otra vez su senda bajista.

La incertidumbre económica no cesa y por ello el Euribor continúa desplomándose. Las tensiones entre las máximas potencias mundiales, Estados Unidos y China, el planteamiento por parte de Alemania de inyectar 50.000 millones para estimular su debilitada economía, no son las mejores señales para una recuperación económica sino todo lo contrario, pueden ser la antesala de una nueva crisis mundial y el fantasma de la recesión se vislumbra de nuevo en el horizonte.

El Euribor ante tales circunstancias no puede más que desplomarse para alegría de los ciudadanos con hipoteca y para amargura para la banca. El BCE y la Reserva Federal estadounidense ya se encuentran en alerta y preparados para sacar toda su artillería pesada con el fin de afrontar el debilitamiento económico y posible crisis.

Ante un Euribor en caída libre, la banca puede que dar otro giro de tuerca en las hipotecas a interés fijo, haciéndola todavía más atractivas de lo que ya lo estaban, para incentivarlas y desviar la atención de los clientes dispuestos a firmar una hipoteca, de las hipotecas a interés variable que con un Euribor tan bajo ya son de por sí muy atrayentes. Quizás por todo ello, se esté acercando el mejor momento para adquirir una hipoteca con unas muy buenas condiciones tanto en tipo fijo como en variable.