El BCE mantendrá los tipos de interés en el 4,25% | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El BCE mantendrá los tipos de interés en el 4,25%

7 agosto, 2008

El Euribor baja ligeramente durante los días de agosto. El BCE mantendrá los tipos de interés en el 4,25% aunque la inflación esté en la eurozona en el 4,1%, debido al acutual clima de enfriamiento económico.

El Euribor, a excepción del día 4 de agosto que subió dos milésimas, lleva todos los demás días bajando, aunque eso sí, de forma muy ligera. Si empezó el mes con el valor de 5,357%, hoy 7 de agosto su valor sólo refleja un descenso de siete milésimas, situándose en el 5,35%.

Hoy 7 de agosto de 2008 se reúne el Banco Central Europeo (BCE) y va a mantener los tipos de interés en el 4,25%. La inflación por un extremo y la desaceleración económica en el otro hacen que lo más prudente sea la decisión de dejar el precio del dinero estable, pues los dos son problemas preocupantes y tomar la decisión de subir o bajar los tipos de interés puede ser entendido como tratar de afrontar un problema pero a costa del otro que podría empeorar.

Por ello, lo más razonable es mantenerlos en el 4,25%. La inflación de los países de la Eurozona (aquellos que han adoptado como moneda oficial el euro) está en el 4,1%, una décima por encima de la correspondiente tasa de Junio y este es un valor preocupante. Es el máximo histórico desde la entrada del Euro y se llega a él como fruto de un encarecimiento de los precios de la energía y de los alimentos. Está inflación tan alta, es lo que impulsa a la institución monetaria a subir los tipos, y es lo que le llevo a tomar esta misma decisión el 3 de julio. Con esa subida el Euribor subió bruscamente y por ello ahora se encuentra en máximos históricos. Pero el clima de empeoramiento económico, no invita a subir más el precio del dinero, pues esta decisión lleva a moderar el consumo, es decir, a que se enfría más la economía.

La subida de 25 puntos básicos de los tipos de interés dejándolos en el 4,25% vino precedida de doce meses, en los que el BCE mantuvo anclados los tipos al 4%, a causa de que en junio de 2007 comenzaron las grandes turbulencias y convulsiones en los mercados financieros. Pero no hay que olvidar que el objetivo prioritario del Banco Central Europeo es conseguir que la inflación se sitúe de acuerdo con la estabilidad de precios, que es un tasa que se encuentra cercana pero por debajo al 2%. La inflación por tanto debe de bajar, para que el Banco Central Europeo descarte la decisión de subir el precio del dinero. Si se acerca a la tasa marcada por la estabilidad de precios, quizás además se tome la decisión de bajar los tipos de interés y en este caso el Euribor tomaría también un camino descendente. Además es también muy importante que desaparezcan los problemas de falta de liquidez en el mercado del dinero. Si ambos problemas, falta de liquidez, e inflación se corrigen, los hipotecados no tendrán en teoría más sobresaltos, e incluso podrían ver reducidas las cuotas de sus hipotecas. Esta es la teoría, ahora hace falta que se convierta en realidad.