El BCE rebaja las previsiones de crecimiento en la Eurozona y deja los tipos en 4,25%