El Consejo de Gobierno del BCE decide mantener en su reunión de febrero de 2010 los tipos de interés en el 1% | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El Consejo de Gobierno del BCE decide mantener en su reunión de febrero de 2010 los tipos de interés en el 1%

4 febrero, 2010

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés en el 1% para no entorpecer la recuperación. Tampoco existen riesgos de inflación lo que permiten mantener los tipos al 1%. Preocupa la economía de Grecia y que su mala situación, pueda replicarse en Irlanda, Portugal y España.

    El Consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha tenido hoy su sesión ordinaria en Fráncfort correspondiente al mes de Febrero de 2010.Un vez más ha decidido mantener el actual nivel de los tipos de interés en el 1%, que es el mínimo histórico.

Nunca el precio oficial del dinero había estado tan bajo. El BCE no quiere entorpecer la recuperación económica y por ello deja la tasa de tipos como estaba. Si se aumentará el nivel de tipos de interés, los particulares y las empresas encontrarían más caro el acceso al dinero y ello sería un posible obstáculo en la recuperación económica. Lo importante es acertar el momento en que se deban subir los tipos para evitar también que un dinero tan barato pudiera originar procesos inflacionistas. Pero hay que señalar que actualmente la inflación no muestra ningún problema, ni riesgo en el actual panorama económico. Así el aumento de precios fue del 1% en enero, mientras que en diciembre de 2009 fue del 0,9%. Todavía la inflación se encuentra alejada de lo que el BCE considera la estabilidad de precios, que es una inflación cercana pero por debajo del 2%.

La última vez que decidió modificar los tipos de interés fue en mayo de 2009, y desde ese mes el BCE no ha hecho otra cosa que mantener invariable la tasa en el 1%. La recuperación económica ya empieza a dar señales de su presencia en algunas grandes potencias de la Eurozona, como Francia y Alemania, pero la fragilidad de dicha recuperación y la ausencia de señales claras de consolidación de la misma obligan a la autoridad monetaria a actuar con prudencia.

Los economistas de la autoridad europea estiman que sólo en el segundo semestre se podrán aumentar los niveles y en marzo pueden ofrecer indicaciones sobre el final de su política expansiva monetaria. Jean-Claude Trichet, presidente del instituto emisor europeo ha indicado que la economía en la Eurozona va a crecer a un paso moderado durante este año y que el crecimiento no será homogéneo para los dieciséis países miembros. El BCE presiona al gobierno Griego a que ponga en marcha sus planes de ahorro previstos y es que hay que tener presente que actualmente Grecia es el mayor deudor en la Eurozona. Existen además temores de que los problemas de Grecia puedan también producirse en Irlanda, Portugal y España.

La crisis económica impulso a muchos países a afrontarla con inyecciones de dinero público y ahora se hace necesario sanear las cuentas. Grecia aplicará un contundente plan de ahorro en el que se encuentra importantes medidas como la suspensión de contrataciones públicas, recortes en los presupuestos para los funcionarios y aumento de los impuestos en los combustibles, alcohol y tabaco. Además se reformará el sistema de jubilación de forma integral. El presidente del BCE insta a que dichos planes de ahorro se apliquen lo más brevemente posible. La economía griega tiene graves problemas e incluso existen especulaciones de un posible abandono de la zona euro. Grecia entró en la Eurozona, el 1 de enero del 2001.