Como esquivar las subidas del Euribor | Euribor Saltar al contenido
Euribor

Como esquivar las subidas del Euribor

14 julio, 2018

El Euribor parece haber agotado su senda bajista, ya no tiene margen para seguir cayendo, y desde octubre de 2017 ha marcado una tendencia estable, es decir, el Euribor se ha estancado, prácticamente no se mueve y repite durante muchos días los mismos valores diarios. Pero este estancamiento parece ser que también se está agotando y por lo tanto solo resta la vía de la subida.

Hay previsiones de expertos sobre cuando y cuanto subirá el Euribor. Pero son solo previsiones que nadie puede asegurar con absoluta certeza, pero al ser previsiones expertas supuestamente es más fácil que sucedan así que no sucedan de otra manera.

Los expertos y analistas tienen claro que el Euribor va a subir, pero también piensan que se trata de una subida muy lenta y gradual y que no se iniciará de forma más clara hasta el verano de 2019, ya que el Banco Central Europeo (BCE) pospone una posible subida de tipos de interés hasta esa fecha, ya sabemos que las subidas o bajadas de interés arrastran en la misma dirección al Euribor. De esta manera, si los tres últimos meses el Euribor ha subido mes a mes ligeramente, se trata de una tendencia alcista sino más bien una forma de anticipar que el Euribor va a subir. Es decir, ante la expectativa de que, en el verano del 2019, se marcará el inicio de una tendencia alcista por parte del Euribor, aunque esta vaya a ser lenta y muy gradual, las ligeras subidas de estos últimos meses por parte del índice; abril, mayo y junio de 2019, son simplemente una anticipación de la posterior tendencia alcista del año que viene.

Si bien, muchos analistas argumentan que al Euribor le costará bastante tiempo, años y puede que décadas superar el 1% o el 1,5%, hay ciudadanos que piensan ya en como librarse de esta tendencia alcista señalada como muy posible en el futuro. Entre las posibles vías de escapa a un Euribor alcista, hemos pensado en dos, aunque ambas pueden resultar difíciles e incluso imposibles de aplicar por parte de muchas familias. La primera sería si todavía no hemos firmado la hipoteca, o si ya la hemos firmado, posibilidad de realizar una novación o subrogación de hipoteca, en la que optemos por el tipo fijo. Actualmente, las hipotecas fijas son más atrayentes o atractivas que nunca ofreciendo un tipo de interés bastante bajo, en comparación con lo que han venido ofreciendo. En tipo fijo hemos encontrado dos ofertas actualmente muy interesante:

Este último ejemplo se trata de una simulación. En Openbank, contamos con un simulador muy interesante en el que poniendo unos cuantos datos, nos compara entre Hipoteca Fija, Hipoteca Mixta e Hipoteca Variable con un diferencial del 0,99% sobre el Euribor. Aquí tenemos la imagen ejemplo de una hipoteca en Openbank (hipoteca de 120.000 euros a un plazo de 30 años):

Optar por una hipoteca fija, ya sea antes de firmarla, o con una subrogación o novación de la hipoteca si ya la hemos firmado sería una de las posibles vías de escapar de una hipotética alta subida del Euribor.

Otra posibilidad es acortar el tiempo en el que nos encontramos hipotecados, mediante la realización de aportaciones extraordinarias de dinero a nuestra hipoteca con el fin de reducir el capital pendiente. Se trata de realizar amortizaciones parciales de la hipoteca. La amortización parcial tiene dos variantes: con el capital extra que aportamos podemos o bien reducir la cuota, o reducir el plazo. Ambas opciones son posibles y validas para escapar de potenciales subidas del Euribor, ya que cuanto menos tiempo estemos hipotecados más fácil es librarnos de posibles subidas en el futuro del Euribor y cuanto más baja sea la cuota mensual que pagamos por nuestra hipoteca, menos impacto tendrán las subidas del Euribor, es decir, cuanto menos dinero debamos al banco por nuestra hipoteca, una subida del Euribor significará un menor aumento en la cuota mensual de la hipoteca cuanto menos capital tengamos pendiente. Desde esta web podemos utilizar la calculadora simulador de amortización parcial de la hipoteca y podemos ir probando cuanto ahorraríamos con una determinada aportación extraordinaria de capital u otra, en ambas opciones, la de reducción de plazo y la de reducción de cuota.

La contratación o el traspaso a una hipoteca fija y la amortización parcial de la hipoteca, son dos vías con las cuales nos libraremos de las subidas del Euribor. También es preciso recordar, que aunque no podamos optar por ninguna de estas opciones, la subida del Euribor va a ser muy pausada y gradual en el tiempo, así al menos lo vaticinan los expertos y analistas.