El Euribor alcanza el máximo diario de su historia: 5,450% | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El Euribor alcanza el máximo diario de su historia: 5,450%

23 septiembre, 2008

El Euribor continua subiendo, apoyado por la actual inestabilidad del sistema financiero. El dinero no fluye con normalidad, escasea y es caro.



    En estos meses de grandes turbulencias financieras, los datos e índices económicos muestran un comportamiento muy volátil, y normalmente dan muchos más disgustos que alegrías. Uno de ellos es el Euribor. Es un indicador muy importante, pues ya sabemos, que la mayoría de hipotecas de interés variable están referenciadas a dicho indicador, y el hecho de que suba o baje, tiene una clara repercusión sobre las familias que están pagando una hipoteca.. Hoy mismo, ha alcanzando su máximo histórico, situándose en su valor diario en el 5,450%. Nunca el Euribor estuvo tan alto. Lleva cinco días consecutivos subiendo, desde la caída de Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión de Estados Unidos. Son los efectos de la inestabilidad del sistema financiero.

El Gobierno norteamericano ha anunciado un plan de choque que irá directamente al corazón del problema. Se va a tratar de extraer del sistema todo aquello relacionado con el virus subprime y para ello contará con 700.000 millones de dólares. Pero el anunció del rescate del Gobierno, que desató la euforia en las bolsas de todo el mundo el pasado viernes, no ha tenido el mismo efecto en el Euribor. En el mercado interbancario sigue la desconfianza. Los bancos no están dispuestos a prestarse dinero unos a los otros así como así. Los bancos no se fían entre ellos.

El dinero no fluye con normalidad. Escasea y es más caro, y  esto ocasiona un Euribor al alza. No es de extrañar que tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su ministro de trabajo e inmigración, Celestino Corbacho, así como los sindicatos y la patronal, estén convencidos de que sería muy conveniente que el Banco Central Europeo (BCE) rebajara el precio del dinero. Gerardo Día Ferrán, presidente de la CEOE, respondió así a una entrevista en el periódico El País: “¿Ha sido acertada la política monetaria del BCE?”  “Es necesario que se bajen los tipos de interés. El BCE defiende la inflación, mientras la Reserva Federal, el crecimiento. Esa es la clave. Lo que constato es que los empresarios norteamericanos están contentísimos con Trichet cuando los que tendrían que estarlo son los europeos.“. Así mismo, Cándido Méndez Rodríguez, Secretario General de UGT, señaló que tendría “más efecto” una bajada de tipos de interés, que las medidas que pudiera adoptar cualquier Estado.



Mientras que la Reserva Federal de Estados Unidos ha rebajado en siete ocasiones los tipos de interés, durante esta etapa de crisis, para favorecer el crecimiento económico, desde el 5,25% al 2% que se sitúan actualmente; el Banco Central Europeo (BCE), en el mismo tiempo, no solo no los ha bajado, sino que los ha subido en una ocasión, concretamente el 3 de julio del 2008, dejándolos después de estar 12 meses en el 4%, en el 4,25%. Durante todo ese tiempo el BCE argumentó a través de su presidente, que la institución tenía que estar muy vigilante en lo que se refería a la estabilidad de precios y que debía actuar para evitar que la inflación llevará a efectos de segundo ronda. Si la inflación no remite, es difícil pensar que el BCE, baje los tipos de interés, pues sería como adoptar un pensamiento y una postura contraria a la que ha mantenido durante el tiempo de la desaceleración económica e inflación de la Eurozona. Por lo tanto es necesario que la inflación baje. El problema también radica, en que el petróleo, que puede por si solo hacer que la inflación suba o baje según se encarece o se abarata, también tiene un comportamiento muy volátil en esta coyuntura de inestabilidad financiera, y de la misma manera que alivia la tensión del mercado bajando su precio, retoma en cualquier momento sus severas escaladas.