El Euribor baja ligeramente en Agosto y se sitúa en el 5,323% | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El Euribor baja ligeramente en Agosto y se sitúa en el 5,323%

2 septiembre, 2008

El Euribor toma un respiro en Agosto. Desciende ligeramente, pero ello no impedirá que las letras de las hipotecas que se revisen próximamente no se encarezcan. Los descensos del petróleo podrían llevar a que el BCE baje los tipos de interés y así baje también el Euribor.



El Euribor cierra Agosto en el 5,323%. En Julio lo hizo al 5,393%, lo que significa que desciende 70 milésimas. Una ligera caída que no impedirá que los hipotecados que revisen sus hipotecas próximamente ya sea de forma semestral o anual tengan que pagar más dinero cada mes. Esto se debe a que hace seis o doce meses el Euribor se encontraba a un valor más bajo al que se encuentra ahora. Agosto es el tercer mes del año 2008 en el que se registra un descenso del Euribor. Enero y Febrero también fueron meses de descensos, pero a partir de ahí el  Euribor comenzó de nuevo una tendencia ascendente, con el mayor repunte en Junio cuando se preveía con casi total seguridad que el Banco Central Europeo (BCE) iba a subir los tipos de interés. La decisión de subir los tipos de interes 25 puntos básicos hasta dejarlos en el 4,25% la tomó la institución europea el 3 de Julio. Después de que Jean Claude Trichet, presidente del BCE, en sus declaraciones posteriores a la toma de decisión de subir el dinero dejara entrever que no no se sucederían nuevas subidas de tipos, el Euribor se relajó, y fruto de ello es el descenso que ha tenido durante el mes de Agosto.

El descenso del Euribor es ligero, prueba de ello, es que sigue en fuertes niveles. Antes del espectacular repunte del Euribor en el mes de Junio, se tomaba la barrera del 5 como psicológica, como un límite que era mejor no cruzar, tal como estaban las cosas, con una familias altamente endeudadas, con una perdida de poder adquisitivo continuo y con una situación económica general sumida en una preocupante desaceleración. Sin embargo, el BCE con Trichet, su presidente, dio un golpe de autoridad y se atrevió, a pesar de las recomendaciones de muchos expertos y de las demandas de muchos mandatarios gubernamentales, de importantes países europeos de que no se tomara la medida de subir los tipos. Pero la decisión se tomó, y la barrera psicologica del 5 no sólo se cruzó, sino que se sobrepasó con creces. Así en Junio el Euribor cerró en el 5,361%, en Julio, en el máximo histórico del 5,393% y ahora en Agosto, a pesar del retroceso, todavía se sitúa en el el 5,323%.

El Euribor, en el mes de Agosto, ha variado su cotización diaria en torno a los valores del 5,301% (19 de Agosto) y el 5,359% (4 de Agosto). Su tendencia a lo largo del mes ha sido a la baja, ante la posibilidad de que el BCE pueda bajar los tipos. Existe mucha incertidumbre en torno a esta cuestión, pues es conocida, la firmeza con que ha actuado el BCE desde que se desató la crisis inmobiliaria estadounidense hasta ahora. Durante ese periodo, ninguna  de sus decisiones ha sido la de bajar los tipos de interés. Ahora que la inflación va cediendo parte de su escalada, por los descensos en los precios del petróleo de las últimas semanas, y con unas potencias europeas en clara desaceleración económica, rozando la recesión, se prevé un posible descenso de los tipos de interés por parte del BCE. Pero su conocida negativa a tomar dicha decisión durante meses y a subirlos en Julio del 2008 a pesar de la ralentización económica, hace que no se pueda vislumbrar este descenso con la suficiente claridad.



No obstante, los analistas, se decantan por señalar que esta caída en Agosto, será la tónica durante los siguientes meses hasta el final de año. Pero tampoco se muestran proclives a desechar nuevos repuntes, ya que todavía nos encontramos en un mercado crediticio con tensiones, aunque estos no serían fuertes. La fórmula ideal es clara, y  es la que se necesita para que baje el Euribor: deben continuar los descensos del Euribor, ello llevará a que la inflación siga perdiendo décimas, y una vez está se encuentre en valores más razonables, en el Banco Central Europeo tomará más fuerza, la desaceleración económica que sufre Europa y entonces tomará su mejor remedio para ello, bajar los tipos de interés, y si estos bajan, también lo hará el Euribor.

Baja precio petróleo –>

–> La inflación desciende–>



–> El BCE baja tipos de interés–>

–> Baja el Euribor

    Pero además, es necesario que vuelva la tranquilidad al mercado del dinero. Hay falta de liquidez, el dinero no fluye con normalidad, los bancos se muestran recelosos unos de otros, y hasta que todas estas circunstancias no desaparezcan, el Euribor no bajará de forma contundente, pero cuanto menos, el descenso del petróleo es un factor que va a dejar a muchos respirar con mayor tranquilidad.