El Euribor cierra junio en el 1,610% provocando espectaculares rebajas en las hipotecas | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El Euribor cierra junio en el 1,610% provocando espectaculares rebajas en las hipotecas

1 julio, 2009

El Euribor concluye junio en el 1,610%, situándose en mínimo histórico cuando hace un año se situaba en máximo histórico al concluir junio de 2008 en el 5,361%

    El Euribor tampoco ha defraudado este mes a aquellos ciudadanos que adquirieron un préstamo hipotecario y esperan con verdadero interés las posibles rebajas que pronto se aplicaran a sus cuotas. El indicador ha cerrado el mes en el 1,610%, es decir, estamos ante el noveno mes consecutivo en el que el Euribor retrocede respecto el mes precedente y el octavo mes consecutivo en el que se coloca por detrás del Euribor de hace un año.

    El ahorro en las hipotecas referenciadas al Euribor que se revisen con los datos de junio, es decir, las que tengan programada su revisión para dentro de dos meses, experimentaran una espectacular rebajas en las cuotas de las mismas. Así por ejemplo, a una hipoteca con un capital pendiente de 150.000 euros a 25 años, referenciada al Euribor con un diferencial sobre el mismo de 0,85%, que se revise con los datos de junio, se le aplicará una rebaja de 316 euros mensuales, pasando de una cuota mensual de 986 euros, a otra más llevadera de 670 euros. Esto supone un ahorro anual de 3792 euros. Una cantidad nada desdeñable, máxima en estos difíciles momentos de recesión económica, que tanta incidencia directa está teniendo sobre los ciudadanos.

    Es evidente que cada hipoteca tiene unas condiciones particulares, y existirá variaciones en los recortes que se apliquen. Por ejemplo, si se trata de una hipoteca de 122.000 euros a 27 años con un diferencial sobre el Euribor de 0,85%, la rebaja mensual será de 262 euros, pasando de una cuota de 777 euros mensuales a otra de 515. Una hipoteca con capital pendiente de 300.000 euros a 35 años con un diferencial sobre el Euribor de 0,50%, tendrá un recorte de 688 euros mensuales, pasando de  pagar una cuota de 1753 euros al mes a otra de 1.065 euros.

    El Euribor diario de la última jornada de junio es del 1,504%, lo que llevará a comenzar el mes de julio, con un valor inferior al nivel mensual con el que ha concluido junio y que de mantenerse la tendencia podría significar un nuevo mes de retroceso, aunque es evidente que habrá que observar la tendencia del indicador durante el mes de julio, un mes en el que seguramente el Banco Central Europeo (BCE) no aplicará un nuevo recorte a los tipos de interés.

    El Euribor se ha erigido como una fuente de preocupación para muchos ciudadanos en los últimos años. Actualmente parece que se está convirtiendo en una fuente de esperanza, pues si bien hasta hace tan sólo nueve meses, se mostraba como una despiadado e invulnerable indicador económico, que no hacía otra cosa que crecer ante la  también creciente angustia de muchos hipotecados, que contemplaban como en cada revisión debían de disponer más parte de sus ingresos a satisfacer la cuotas del insaciable préstamo hipotecario, ahora es observado con la ilusión de ver decrecer de forma sustancial la inevitable cuota mensual que hay que satisfacer a la institución bancaria.

    El Euribor cerró junio de 2008 en el 5,361%, marcando por aquel entonces un máximo histórico. En junio de 2009 el Euribor se sitúa en el extremo contrario marcando  un mínimo histórico: 1,610%. Esta sobresaliente diferencia se traduce como hemos visto en los ejemplos en una contundente rebaja en las hipotecas que referenciadas al Euribor, se revisen a partir de los datos de junio.

    La rebaja en las cuotas de las hipotecas, es la tónica general en todos los meses que ya han sido concluidos en este 2009. Dichas rebajas han sido cada vez más sustanciales, puesto que en el 2008, el Euribor se comportó de una forma claramente alcista en el devenir de los meses, gracias al mantenimiento de tipos de interés y subida de los mismos en julio de 2008, y la gestación y desarrollo de la crisis que iba provocando un aumento en la prima de riesgo por la desconfianza interbancaria que se iba generando. En contraposición, y esta es la causa de que las rebajas en las hipotecas vayan aumentando, el Euribor en el 2009, se ha comportado de forma claramente bajista, gracias a las rebajas en los tipos de interés, las medidas para fomentar la liquidez por parte del Banco Central Europeo (BCE) y la progresiva atenuación de las tensiones interbancarias.