El Euribor encarece de nuevo las hipotecas | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El Euribor encarece de nuevo las hipotecas

28 julio, 2008

El Euribor y el petróleo están frenando el consumo y el crecimiento económico. Muchas familias se sienten ahogadas económicamente por la continua perdida de poder adquisitivo.

    Las declaraciones de Trichet, pronosticando una más que posible subida de tipos en la siguiente reunión del Banco Central Europeo del 3 de julio, tuvieron un efecto desbastador en el Euribor y este repuntó casi 3 décimas, llevando a encarecer las hipotecas fuertemente de nuevo. Los hipotecados que ya llevan varias veces revisando sus préstamos, ya están acostumbrados a estos sustos, cuando  comprueban que ahora deberán pagar otros setenta o cien euros más al mes. Pero por muy acostumbrados que estén, las economías familiares, no están ya para asumir mucho más margen para pagar las letras de sus viviendas. La morosidad aumenta a un porcentaje muy elevado y el consumo decrece peligrosamente debido a los pocos ingresos que quedan libres después de hacer frente a un sinfín de pagos mensuales. Son ingredientes nada recomendables para una economía maltrecha, ralentizada y cercana a un crecimiento cero.

El Euribor el mes pasado batió récord consiguiendo el máximo valor de su historia y ahora en julio también ha vuelto a hacer de las suyas, aunque más bien se ha mantenido estable, gracias casi con seguridad a las palabras del máximo dirigente del Banco Central Europeo, dejando entrever que no habrán mas subidas de tipos a corto plazo. La media final del Euribor del mes de Julio va a ser superior a la de Junio, confirmando así su tendencia alcista y encareciendo más las hipotecas. Son muy malas noticias para los hipotecados, que ya ven muy ahogadas sus economías particulares. Vamos a tomar dos ejemplos para comprobar lo que suben las letras utilizando nuestra calculadora para la revisión de hipoteca:

Caso A. Una hipoteca media de 150.000 euros, a 25 años y con un diferencial de 0,50%. Resultados:

Capital: 150000
Interés anterior: 5.064
Interés actual: 5.897
Plazo: 25 años.Tu cuota sube aproximadamente 74.54
Antes tus letras aproximadamente eran de 882.49
Ahora tus letras serán aproximadamente de 957.03

 

Caso B. Una hipoteca  de 250.000 euros, a 35 años y con un diferencial de 0,50%. Resultados:

Capital: 250000
Interés anterior: 5.064
Interés actual: 5.897
Plazo: 35 años.Tu cuota sube aproximadamente 136.28
Antes tus letras aproximadamente eran de 1271.94
Ahora tus letras serán aproximadamente de 1408.22

Estos resultados son aproximados y suponiendo que el Euribor cerrará junio a un valor de 5,397%. Son datos de subida muy preocupantes, dada la actual situación por la que atraviesa la economía.

El Euribor sube por tres factores fundamentales:

1.- Problemas de liquidez.

2.- Subida de los tipos de interés. La última de 25 puntos básicos pasando del 4% al 4,25%. Es la causa del último fuerte repunte del Euribor.

3.- El temor de los bancos a prestarse dinero entre ellos.

Los que más van a padecer los efectos de la subida del Euribor son los que formalizaron préstamos hipotecarios a más años, pues la cuota aumentará más en estos casos. Además el Euribor también forma parte de los préstamos al consumo y también entra dentro de los intereses que los empresarios han de pagar a los entidades bancarias en su financiación. Por lo tanto el Euribor actualmente está enfriando la economía todavía más si cabe. Frena el consumo, pues no queda dinero libre para gastar. Si el consumo se frena, las empresas dejan de funcionar correctamente, y se genera más desempleo. El Euribor junto con el petróleo son los factores fundamentales que han llevado a bajar las previsiones de crecimiento económico por parte del Gobierno. Hay que recordar que en poco tiempo la previsión del gobierno de crecer en el 2008 al 3,3% ha pasado al 1,6%. Para el 2009 todavía se atisba una ralentización economía todavía mayor, y se prevé crecer sólo al 1%. Esto son sólo previsiones, que pueden variar, pero numerosos expertos señalan que si se generan divergencias, serán seguramente a la baja.

Nos encontramos en un  efecto pernicioso de círculo vicioso, pero también puede producirse un positivo efecto dominó: si el petróleo continua descendiendo de las altas cotas que alcanzó, la inflación se reducirá y el Banco Central Europeo ya no tendrá en teoría argumentos para subir el precio del dinero. Entonces el Euribor no subirá y si el dinero vuelve a fluir por los mercados con normalidad, se acercará más a los tipos de interés, situados ahora en el 4,25%. Pero esto son sólo posibilidades. Cualquier variable con efectos perjudiciales sobre la economía como, un petróleo que vuelva a repuntar, nos sumergirá en nuevos y agudos problemas.