El Euribor, seguramente descenderá en Enero | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El Euribor, seguramente descenderá en Enero

14 enero, 2008

El Euribor, el Índice de Referencia más utilizado para los préstamos hipotecarios, descenderá seguramente en Enero. Salvo que en la segunda quincena del presente mes presente importantes subidas continuas, el Euribor que se de a conocer cuando termine Enero será más bajo que el obtenido en el mes de Diciembre. Recordemos que el Euribor de Diciembre alcanzó el valor de 4,792, es decir rozando el 4,8 %. Pues bien todos los días de Enero el Euribor ha presentado valores por debajo de esa valor y con una clara tendencia al descenso.

Hoy 14 de Enero, el indicador señala un 4,595%, es decir inferior incluso al Euribor de Noviembre que fue de 4,607%. Así que si en Octubre, el temido indicador para los hipotecados, descendió después de 24 ascensos consecutivos consiguiendo un valor de 4,647 %, en Noviembre cosechó otro descenso situándose en el 4,607 % y en Diciembre ascendió porque los bancos querían cerrar las cuentas del año con el mejor balance posible, ahora en Enero está perdiendo prácticamente todo lo que recuperó en Diciembre, y de seguir los datos con esta dinámica, al terminar Enero saltará a los medios de comunicación  la noticia de que el Euribor ha descendido en Enero.

Hay que tener en cuenta que de confirmarse una bajada del Euribor en el mes de Enero, no significará que los hipotecados pagarán menos dinero en sus correspondientes letras. Para que esto ocurriera tendría que descender durante varios meses. De esta manera, al hacer la correspondiente revisión de la hipoteca, sea esta a 3, 6 o 12 meses, si el valor del Euribor, se encontrase  en esa cantidad de meses atrás, a un valor superior al que se encuentre en el momento de hacer la revisión, la cantidad de cuota a pagar se rebajaría. Pero para que el Euribor descendiera de forma más contundente y continuada el Banco Central Europeo debería bajar los tipos de interés, ya que el Euribor, está muy ligado a la evolución del precio del dinero, que viene marcado por el BCE.