El Euribor termina marzo en mínimo histórico:1,909% | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El Euribor termina marzo en mínimo histórico:1,909%

5 abril, 2009

El Euribor lleva seis meses consecutivos cerrando los meses con un valor inferior al del mes precedente. El mes de marzo, lo concluye con la tasa mensual más baja de la historia:1,909%.

    Los ciudadanos que mensualmente deben dedicar una parte muy importante de sus ingresos al pago de la cuota mensual de su préstamos hipotecario, van a experimentar un alivio importante en sus bolsillos. El Euribor concluye marzo en el 1,909%, cuando hace un año se situó en el 4,590%.Las hipotecas que se revisen con los datos de marzo experimentaran una sustancial rebaja gracias a la caída del Euribor. No es el primer mes que ocurre esto. Desde Noviembre de 2008 hasta el mes de marzo, el Euribor ha venido situándose por detrás del Euribor de hace un año, y por tanto las hipotecas referenciadas al Euribor, que se vienen revisando en los meses de 2009 son objeto de importantes rebajas.

Una hipoteca de 150.000 euros, referenciada al Euribor, a 25 años, en un revisión a partir de los datos de marzo, pasará de una cuota de 885 euros, a otra de 666 euros, ahorrandose mensualmente 219 euros, que suponen un ahorro anual de 2.628 euros.

El Euribor lleva desde el mes de octubre del pasado año terminando los meses con valores inferiores a hace un año y cinco meses consecutivos con valores inferior al Euribor de hace un año. La caída del Euribor tiene dos causas fundamentales, por una parte la aplicación de recortes por parte del Banco Central Europeo en los tipos de interés, y por otra parte la disipación de las tensiones interbancarias que se gestaron en el desarrollo de la crisis. De esta manera el Euribor, en seis meses ha pasado de encontrarse en máximos históricos, a situarse actualmente en mínimos históricos. Hemos pasado de un extremo a otro. Esto son las consecuencias de haber cruzado demasiados límites, que ahora ha conducido a tener que retroceder de forma demasiado rápida las posiciones cosechadas durante años. Así por ejemplo, los ciudadanos, motivados por la desconfianza en la situación económica, y por el impacto que está teniendo la severa crisis sobre ellos en forma de desempleo,  están ahorrando  y desendeudándose rápidamente, a una velocidad excesiva que seguramente no puede absorber la economía española y que contribuye a la actual situación de estancamiento de la misma, haciendo caer el IPC a tasas incluso negativas, una señal del bajo pulso económico, si bien el principal motivo del descenso se debe a los altos valores que alcanzaba el precio del petróleo hasta julio de 2008 y al vertiginoso descenso del mismo después del verano pasado y finales de 2008.

Las rebajas de los tipos de interés y la desaparición de las tensiones interbancarias, llevan a una caída del euribor, y podrá constituirse así en un ingrediente importante que contribuya al necesario cambio de escenario económico que nos aleje de la crisis.