El Gobierno movilizará 11.000 millones de euros para inversión en obra pública y creación de empleo | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El Gobierno movilizará 11.000 millones de euros para inversión en obra pública y creación de empleo

29 noviembre, 2008

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha explicado en el Congreso de los diputados el destino y el objetivo de los 11.000 millones de euros, con ellos se quiere crear 300.000 puestos de trabajo y ayudar a los sectores más afectados por la crisis.

    La crisis económica no da tregua a los gobiernos. La crisis financiera  ha producido una importante falta de liquidez en las entidades financieras y no pueden satisfacer adecuadamente el crédito que necesitan consumidores y empresas, necesario por otra parte para el adecuado funcionamiento de la actividad económica. Esta situación llevó al gobierno a poner en marcha medidas contundentes, como el plan de 30.000 millones de euros, ampliable a 50.000, para comprar activos de calidad a las entidades y que estas pudieran disponer de liquidez. La banca es un pilar fundamental, sobre el que se sustenta el funcionamiento de la economía, si la banca falla se llega al estrangulamiento de la actividad económica.

Pero no sólo es la banca, todo se resiente con la crisis. Empezó la caída del sector de la construcción, pero no tardó mucho en sumarse el mundo del autómovil. Al fin y al cabo, en tiempos de crisis, muchos ciudadanos no pueden lanzarse a la aventura de adquirir una vivienda o un coche. Son compras que normalmente necesitan de financiación y como indicamos, las entidades financieras no disponen de liquidez para poder ofrecer los préstamos necesarios. El problema es que la vivienda y el automóvil son sectores de los que depende infinidad de empresas que directa o indirectamente están relacionados con ellos, y a los desempleados que crea la caída de dichos sectores, se unen los que crean las empresas que se relacionan con ellos y por ello la cifra de desempleados se ha engrosado sobremanera en los últimos meses.

El Gobierno ha sido consciente de que había que poner en marcha medidas contra el desempleo. Hay que tratar de frenar la hemorragia si no se quiere llegar a un colapso del sistema. Esta es la razón por la que el Gobierno ha presentado en el Congreso de los Diputados una medida estrella. Un real decreto ley que conlleva un crédito extraordinario de 11.000 millones de euros, lo que equivale al 1,1% del PIB, y  que se carga a los presupuestos del 2008. Su directa finalidad es la de poner freno a la destructiva perdida de empleos y a la reactivación de la economía. La parte más importante de la cantidad irá dirigida a invertir en obra pública y equipamientos, especialmente para los Ayuntamientos, y crear con ello 300.000 empleos. Será articulado a través de un procedimiento de urgencia, y en este sentido, los ayuntamientos con proyectos financiables podrán iniciar las obras el 11 de enero de 2009, y tendrá como límite el día 13 de abril de 2009.

Como el sector del automóvil está sufriendo de forma severa la crisis de los 11.000 millones de euros, se reservan 800 para recuperar dicho sector, al que, el presidente del Gobierno José Luís Rodríguez Zapatero, ha definido como el pulmón exportador, como un sector estratégico y clave para el tejido económico, que tiene futuro y señalando además, que no hay que olvidar que emplea a 300.000 personas. También 600 millones de euros, irán destinados a actuaciones medioambientales y 500 para I+ D. 400 para la rehabilitación de casas-cuartel y comisarias. Otros 400 millones de euros serán para la Ley de Dependencia transferida a las Comunidades Autónomas. 120 millones para la rehabilitación de viviendas y 30 para incentivar el turismo.

No habrá rebajas fiscales, aunque esta era una de las medidas recomendadas por la Unión Europea.

Uno de los problemas de la economía española en el que siempre se insiste, es el de la falta de competitividad. En este sentido y para afrontar esta problemática, el Gobierno está elabora un plan orientado  a reducir la destrucción de empleo. Se negociará con las comunidades Autónomas y se pondrán en marcha estas medidas a cambio de que exista el compromiso de las empresas del mantenimiento del empleo. El presidente también ha señalado la aprobación de un paquete del Instituto de Crédito Oficial (ICO) dirigido a las pymes, siendo incrementado en el 2009, la línea ICO-pyme en 3000 millones de euros con los que se alcanzará la cifra de 10.000.