Historia del Euribor y previsiones para 2018, 2019 y las próximas décadas | Euribor Saltar al contenido
Euribor

Historia del Euribor y previsiones para 2018, 2019 y las próximas décadas

12 julio, 2018

La mayoría de las hipotecas a interés variable están vinculadas al Euribor y por lo tanto de la evolución de este índice depende que las hipotecas se abaraten o se encarezcan. La historia del Euríbor ha estado muy vinculada a la etapa del boom inmobiliario y los años de expansión económica previos al 2008 y la aparición de la crisis económica internacional a nivel general y el pinchazo local de la burbuja inmobiliaria a finales del 2007. Durante los años de expansión económica, la desatada compra de viviendas y el gran motor de la construcción como generador de riqueza, crecimiento económico y empleo conformaban el panorama económico de aquellos años. En este escenario, las viviendas experimentaban un crecimiento vertiginoso de precios y surgió una compra alocada de las mismas, no solo por ciudadanos y familias que querían crear un hogar o adquirir una segunda vivienda, sino también por especuladores que encontraron en el sector de la vivienda una vía atractiva de enriquecimiento rápido. La burbuja inmobiliaria también alimentaba a la banca de forma contundente y se concedían hipotecas con excesiva alegría y así el Euribor empezó a subir y a encarecer las hipotecas. Y llegó a subir tanto, que asusto a miles de ciudadanos hipotecados llegando a superar el 5%. Concretamente en julio de 2018 llegó a señalar su máximo histórico: 5,393%.

Durante los años de la crisis económica que hizo acto de presencia a finales de 2007, el Banco Central Europeo (BCE), aunque en un principio reticente, acabo finalmente iniciando una política de bajada de tipos de interés con el fin de reactivar el consumo. Las hipotecas basura o subprime en Estados Unidos generaron una terrible crisis que afecto al sistema financiero internacional. En España estalló, además la burbuja inmobiliaria afectando a millones de ciudadanos, pues el sector de la construcción dejo de ser el motor de crecimiento económico y generador de empleo. El BCE a finales de 2008, empezó a bajar los tipos de interés, y los fue bajando paulatinamente hasta situarlos en el nivel más bajo de su historia, el 0%y como los tipos de interés arrastran en su tendencia al Euribor, este también cayó vertiginosamente y no solo llegó al 0%, sino que en febrero de 2016 llegó a situarse por debajo del 0%, adentrándose en terreno negativo y así continua hasta ahora, y señalo su mínimo histórico en febrero y marzo de 2018. Su mínimo histórico se repitió en dos meses de forma consecutiva: -0,191%.

Pero parece ser, que el descenso del Euribor se ha agotado, después de marcar su mínimo histórico en febrero y marzo de 2018, en los meses posteriores no ha hecho otra cosa que ascender, aunque de momento mínimamente. Hay que decir que, desde octubre de 2017, el Euribor ha marcado una tendencia claramente estable, y ha permanecido anclado o congelado, repitiendo durante muchos días los mismos valores diarios. Pero si su tendencia bajista parece que ya ha terminado, resta la tendencia estable y la tendencia alcista. La tendencia estable parece que ya se está también agotando, porque durante los meses de abril, mayo, junio el Euribor ha subido, de forma muy poco significativa, pero ha subido. ¿Esto significa que el Euribor está descongelándose o desembozándose de su estancamiento? Posiblemente, pero las subidas son tan poco significativas, que el Euribor todavía marca valores inferiores a los de hace un año y, por consiguiente, en las revisiones anuales de las hipotecas referenciadas al Euribor las cuotas de las mismas seguirán abaratándose.

¿Si la tendencia bajista y la tendencia de estabilidad o de congelación del Euribor han finalizado, significa que solo resta la tendencia alcista?

El Euribor tiene que subir, y probablmente en los últimos meses se esta anticipando un cambio de tendencia.

¿Pero significa esto que, si verdaderamente el Euribor está empezando una tendencia alcista, podrá situarse en poco tiempo en valores similares de los de hace 10 años cuando se encontraba en sus máximos históricos por encima del 5%?

Esto es muy poco probable, ya que nos encontramos en escenarios económicos completamente diferentes. Nadie puede hablar con certeza de cuál será la evolución económica en los próximos años, ya que nadie tiene una bola de cristal para adivinar el futuro, pero en lo que coinciden los analistas y expertos es que la subida del Euribor será muy gradual. También hay que tener presente que una hipoteca es un compromiso a largo plazo, que puede fácilmente llegar a ser de varias décadas, y de una década a otra pueden ocurrir y cambiar muchas cosas.

De momento, debemos de contar con la circunstancia positiva para los ciudadanos con hipoteca de que, hasta el verano de 2019, los tipos de interés no se tocaran, por lo tanto, tenemos todavía un año en el que disfrutaremos de los tipos de interés situados en el 0%, y esto ya es una primera garantía de que el Euribor no podrá subir, y si lo hace será con un muy escaso margen de recorrido.

El analista de XTB Rodrigo García, señala que el Euribor “empieza a anticipar un cambio de tendencia”, por lo tanto parece ser que de momento es una anticipación y que la tendencia alcista está por venir.

El Departamento de Análisis de Bankinter en su previsión señala que el Euribor a 12 meses, que es el Euribor hipotecario, rondará el -0,124% hasta el cierre de 2018, y su pronóstico del Euribor para 2019 anticipa subidas que se situaran entre el 0% y el 0,4%, con un nivel medio del 0,18%.

En un interesante artículos de El País, hablan varios expertos sobre la posible evolución del Euribor. Según el director de Tu solución hipotecaria, Ricardo Gulias, el Euríbor subirá y a mediados de 2019 empezará a remontar, pero que tardará muchos años en suerar el 1%. Concretamente indica que el Euribor será un índice muy estable, por debajo del 1,5% en las próximas décadas.

Antonio Gallardo, experto de iAhorro, el Euribor alcanzará el 1,5% en 2022 o 2023 solo en el peor de los escenarios.