Irán y Venezuela solicitan que en la venta de petróleo se cambie de moneda ante la debilidad del dólar.