La caída de la demanda de vivienda podrá hacer perder 300.000 empleos | Euribor Saltar al contenido
Euribor

La caída de la demanda de vivienda podrá hacer perder 300.000 empleos

17 enero, 2008

El sector de la construcción ha sido el motor económico y el motor generador de empleo durante muchos años en España, pero ahora con la caída brusca de la demanda, se van a perder muchos empleos. David Taguas, es el director de la Oficina Económica de Moncloa y afirma que por cada piso que se va a dejar de construir significa una perdida de 2,3 empleos. En el 2007 se construyeron 700.000 viviendas, pero ha esta cifra se le pueden restar más de 150.000, por lo que si se realiza la multiplicación,  resulta que podrán llegar a perderse 300.000 puestos de trabajo.



Seguramente se está exagerando. La realidad es  que la bajada de la demanda de la vivienda, está coincidiendo con otros factores negativos para la economía, como son el encarecimiento de la cesta de la compra por las subidas del petróleo y de los cereales, y la crisis inmobiliaria estadounidense, que pueden hacer creer injustificadamente que estamos ante una crisis. El problema de Estados Unidos se ha generado como consecuencia  de la alta concesión de préstamos hipotecarios a clientes de muy dudosa solvencia, las llamadas hipotecas  subprime, con  repercusiones a nivel internacional y en el ámbito bursátil, produciendo importantes caídas de las constructoras y de los bancos. Estas circunstancias que acompañan al parón inmobiliario puede crear un ambiente de negativismo en torno a la economía, que lleve al alarmismo y a la exageración, máxime cuando se esta cerca de unas elecciones generales y el partido de la oposición tiene un gran interés en convencer a los ciudadanos que España se encuentra con muy graves problemas económicos y que son consecuencia de la ineficacia del Gobierno.

También hay que tener presente que muchos analistas señalan que el Banco Central Europeo puede que pronto baje los tipos de interés, aunque solamente es un rumor, pero que cada vez va ganando más consistencia. Esto implicaría que descenderían los IRPH (Índices de Referencia de Préstamos Hipotecarios), entre ellos el más famoso y temido por la mayoría de los hipotecados, el Euribor, que ya en Enero está presentado descensos. Además el aumento de los precios de las viviendas ya se acerca al del IPC. Todos estos últimos factores podrían ser decisivos para frenar la caída de la demanda de la vivienda.