La CNE acuerda proponer al Gobierno una subida de la luz del 11,3% | Euribor Saltar al contenido
Euribor

La CNE acuerda proponer al Gobierno una subida de la luz del 11,3%

14 mayo, 2008

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha acordado realizar una propuesta al Ministerio de Industria para subir los precios de la elecricidad hasta 11,3%. Dicha medida entraría en vigor el primer día de julio. Es una rebaja importante respecto la propuesta probable  de subir un 20% que anunció días atrás Pedro Marín, secretario general de Energía. Aún así la subida es considerable y evidentemente las organizaciones de consumidores ya han contestado energicamente, así como, a nivel político, la oposición que encabeza el Partido Popular con 154 escaños en el Congreso de los Diputados.



La subida de la luz tiene como objetivo llegar a coincidir lo máximo que se pueda lo que cuesta generar electricidad con los precios que llegan al consumidor, y así no producir déficit, porque la diferencia importante entre ambos conceptos: coste y tarífa, está alrededor de 14.000 millones de euros.

Lo realmente importante y a la vez, a priori positivo, es que la decisión está en manos del Gobierno, y este puede no aceptar la propuesta de la Comisión Nacional de Energía (CNE). Además las palabras del Ministro de Industria, transmiten cierta tranquilidad, cuando señala que la siguiente subida del recibo de la luz será razonable, aunque también es importante la posición del Vicepresidente segundo y Ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, mostrandose a favor de reducir paulatinamente las diferencias entre las tarifas y el coste real que implica la generación de energía.

Dada la actual situación del IPC, con una importante inflación a la que contribuyen las subidas de los alimentos básicos, el petróleo que parece no tener límites en su escalada y un Euribor que se acerca peligrosamente al 5%, la subida del recibo de la luz, constituirá un peso más a la ya importante carga de gastos que soportan los consumidores. Esperemos que la subida de la luz, si bien, parece inevitable, sea lo más reducida posible.