La Comisión Europea deja el crecimiento económico para España al 2,7% para el 2008