La Comisión de la Unión Europea rebaja cinco décimas sus previsiones de crecimiento para España | Euribor Saltar al contenido
Euribor

La Comisión de la Unión Europea rebaja cinco décimas sus previsiones de crecimiento para España

28 abril, 2008

La Comisión de la Unión Europea ha publicado las previsiones de crecimiento económico para España, dejándolas en 2,2% para el 2008 y de 1,8% para el 2009.El pasado viernes el vicepresidente económico Pedro Solbes ofreció las previsiones del Gobierno, siendo tanto para el 2008 como para el 2009 de 2,3%. Por lo tanto existe una diferencia de previsiones de crecimiento económico entre las del Ejecutivo español y las correspondientes para España de la Comisión de la Unión Europea de tan sólo una décima.



Pedro Solbes señala que esta diferencia de una décima no significa nada. Las causas por las que el Gobierno ha rebajado sus previsiones de 3,1% a 2,3% y la rebaja de cinco décimas en las  que se nos ofrecen desde Bruselas, son el encarecimiento de las materias primas, la desaceleración en Estados Unidos y las turbulencias financieras. Más pesimistas son las previsiones para España, del Fondo Monetario Internacional (FMI), dejándolas en 1,8% para el 2008 y de 1,7% para el próximo año.

 Las previsiones de crecimiento para el conjunto de los países que integran la Eurozona son de 1,7% para el presente año y del 1,5% para el 2009. La previsión de media de los países miembros de la Unión Europea, es decir, la de los 27 , se sitúa en 2% para el 2008 y de 1,8% para el siguiente. Aunque todas las previsiones recortan significativamente el crecimiento económico, el Ejecutivo de  la Unión Europea, lanza mensajes positivos y de esperanza, como el de que la economía europea esta sorteando la crisis con una comodidad relativa. Esto se debe a sus sólidas bases, además afirma que será capaz de crear tres millones de empleo entre este año y el 2009.

Respecto a la inflación, debida a la escala de precios en el petróleo y los alimentos, la Comisión prevé una moderación importante para el 2009, bajando el IPC Armonizado al 2,2% en la Eurozona y al 2,4% en la Unión Europea.