La inflación se sitúa en el 4,2% en el mes de Diciembre | Euribor Saltar al contenido
Euribor

La inflación se sitúa en el 4,2% en el mes de Diciembre

15 enero, 2008

Si bien el dato del IPC adelantado ofrecía una variación interanual de la cesta de la compra de un 4,3%, el dato real, ofrecido por el Instituto Nacional de Estadística (INE) nos presenta una tasa de inflación del 4,2% para el mes de Diciembre. Una subida de una décima respecto a la tasa del mes de Noviembre de 2007.  Esta tasa, del 4,2% es la más alta desde Enero de 2006. Las causas son las mismas que las correspondientes subidas del IPC de los meses anteriores, la subida del precio del crudo y de los alimentos. Son espectaculares las subidas de alimentos básicos como la leche, que se ha encarecido un 31,7%, el pan un 14,4%, la carne de ave o el pollo un 10,2% y las frutas frescas un 7,8% desde enero de 2007. Con estos encarecimientos es normal que se la inflación haya repuntado de forma brusca en los últimos meses.



El Vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Economía y Hacienda ha hecho valoración de los datos y ha señalado que es importante que España reduzca su consumo energético para enfrentarse a la inflación. Es muy importante la potenciación de la energías renovables y el Gobierno según señala Solbes ya ha tomado medidas para favorecer el ahorro de energía. Existe pues una postura muy positiva y cercana a favor de las energías renovables por parte del Gobierno. Solbes confía en que las mejores cosechas en el presente ejercicio contrarreste el encarecimiento producido por la fuerte y reciente demanda de países como India o China.

También ha que recordar que tras el dato de la inflación de Noviembre del 4,1%, ya se tiene previsto desembolsar 1.500 millones para compensar a los pensionistas por el aumento del IPC y que este dinero al estar destinado directamente al consumo privado servirá para reactivar la economía.

La economía iba muy bien hasta hace pocos meses cuando incidieron y coincidieron una serie de factores negativos como son el encarecimiento del petróleo, la alta demanda de cereales por parte de países como China o la India o la crisis inmobiliaria estadounidense provocada por la alegre concesión de hipotecas subprime (aquellas que se conceden a pesar de la poca solvencia y garantías de los clientes que las solicitan).