La Reserva Federal rescata a AIG para evitar un terrible seísmo en el sistema financiero mundial