La Reunificación de deudas es un recurso financiero cada vez más utilizado. | Euribor Saltar al contenido
Euribor

La Reunificación de deudas es un recurso financiero cada vez más utilizado.

10 noviembre, 2007

Muchas familias llegan a plantearse la reunificación de deudas, como remedio de urgencia.  Se sienten cada vez más ahogadas, pues tienen que destinar un porcentaje de sus ingresos cada vez mayor para satisfacer a sus acreedores. Hay tres factores principales que conducen a esta situación:



 El Euribor y los demás IRPH: Los Índices de Referencia de Préstamos Hipotecarios llevan 24 meses de continuas subidas. Aunque en Octubre el Euribor ha descendido, las subidas anteriores han sido tan importantes que no impedirán que suban las cuotas cuando se revisen las hipotecas. Si siguiera descendiendo podría haber reducciones, pero próximamente no será así, sino al contrario.

 La inflación: La subida de precio de las materias primas, está sirviendo como argumento para encarecer muchos alimentos básicos como la leche y el pan. Así mismo el petróleo está en máximos históricos y se acerca a la cifra de 100 dólares por barril. Si sube el petróleo y los alimentos básicos, es normal que la inflación suba peligrosamente. Un aumento generalizado de los precios, que lleva a que los consumidores pierdan poder adquisitivo.

El endeudamiento de las familias:  las hipotecas suben,  la inflación se desboca y además muchos hogares tienen muy poca predisposición para el ahorro. Se gasta más de lo que se necesita, se dispone de tarjetas de crédito que se utilizan muchas veces con poco miramiento y que contribuyen a que la deuda crezca. Todo esto unido, contribuye a que muchas familias estén peligrosamente endeudadas.



Las personas que por estos factores  o por otros diferentes atraviesen dificultades económicas  graves, deben asesorarse convenientemente. Hay empresas que ofrecen créditos rápidos, prestamistas  con capital privado, multitud de entidades intermediarias que pueden ofrecer el recurso de reunificar deudas, pero hay que estudiar bien sus ofertas pues pueden proponer soluciones pero a un alto interés. Es importante consultar a diferentes empresas para observar las diferencias, ventajas y desventajas de las diferentes propuestas. En primer lugar deberíamos acudir a nuestro propio banco, donde tenemos nuestra hipoteca,  y presentarles nuestra situación financiera. La ampliación de hipoteca que puedan plantearnos para poder liquidar con dicha ampliación los demás prestamos o deudas (préstamo del coche, préstamo de muebles, deuda de tarjetas, etc.), puede ser quizás la mejor solución.