La tasa de morosidad de bancos y cajas | Euribor Saltar al contenido
Euribor

La tasa de morosidad de bancos y cajas

21 febrero, 2009

La morosidad es un factor que preocupa a las instituciones financieras. Por ello muchos bancos y cajas de ahorro han destinado una parte de sus beneficios ha aumentar su fondo de reserva para afrontar el futuro con garantías. La caída espectacular del Euribor ha ayudado a mantener la tasa de morosidad de las carteras hipotecarias.



    Las instituciones financieras, cajas de ahorros y bancos, temen a la morosidad, que ha aumentado durante los últimos meses, fruto de la crisis económica.

Esta situación ha llevado a muchas instituciones financieras a ser más prudentes y previsiones que de costumbre y a aumentar de forma contundente su fondo de reservas. Se han aprovisionado destinando una parte importante de sus beneficios a reservas,  para afrontar el futuro con garantías.

Las cajas de ahorro han padecido una tasa de morosidad mayor que la de los bancos desde que se inició la crisis económica, ya que cuentan con un mayor volumen de préstamos hipotecarios que se los que se han visto directamente afectados por al pinchazo de la burbuja inmobiliaria. En el mes de diciembre de 2009 la tasa de cajas y bancos casi se ha igualado y si la morosidad en los bancos alcanza el 5,02%, la de las cajas tan solo la supera por tres centésimas, situándose en el 5,05%.



Deberíamos situarnos a mayo de 1996 para hallar tasas de morosidad superiores. En 1996 eran también fechas de crisis económica, aunque aquella no fue de tanta magnitud y virulencia como la actual.

La tasa de morosidad se encuentra muy ligada a la evolución de la economía, y evidentemente si la crisis no se supera y sigue aumentando aunque sea mínimamente, la tasa de morosidad también aumentará.

Afortunadamente, la caída espectacular del Euribor está ayudando a moderar la tasa de morosidad en lo que se refiere a las hipotecas. El Euribor pasó en pocos meses de encontrarse en máximos históricos a situarse en mínimos, lo permitió aplicar importantes rebajas en las cuotas de las hipotecas de muchos clientes. El Euribor inició su senda bajista el 10 de octubre de 2008, a partir de ahí le siguieron muchos meses marcando retrocesos, gracias a la política de recortes del precio oficial del dinero marcada por el Banco Central Europeo (BCE). A lo largo del 2009 las hipotecas referenciadas al Euribor que se han ido revisando con carácter anual y sin cláusula de suelo han experimentado sustanciales rebajas. Los recortes en las cuotas han aliviado la economía de muchos clientes que se encontraban ahogados por hacer frente a unos cuotas mensuales cada vez más altas y que requerían, tras cada revisión de la hipoteca, de una mayor parte de sus ingresos para hacerles frente. Estas subidas de las cuotas se realizaron sobretodo desde 2005 a 2007, pues el Euribor, recorrió en ese tramo de tiempo una senda alcista que encarecía revisión tras revisión las cuotas de muchos ciudadanos hipotecados. Pero estalló la crisis económica y financiera y el Banco Central Europeo empezó a rebajar los tipos de interés con el fin de favorecer el consumo y la reactivación de la economía. La senda alcista del Euribor durante 2005, 2006 y 2007 fue sustituida rápidamente por una clara tendencia de caída. La senda bajista recorrida por el Euribor durante los últimos meses de 2008 y 2009 ha contribuido a rebajar considerablemente muchas hipotecas y a mantener la tasa de morosidad en las carteras hipotecarias.