La tasa de variación interanual del IPC del mes de agosto disminuye cuatro décimas situándose en el 4,9% | Euribor Saltar al contenido
Euribor

La tasa de variación interanual del IPC del mes de agosto disminuye cuatro décimas situándose en el 4,9%

12 septiembre, 2008

La inflación da un respiro a la economía. Desciende cuatro décimas y se sitúa en su tasa anual en el 4,9%. La mayor parte del descenso ha sido provocada por los descensos del precio del petróleo.



Los buenos datos económicos siempre son muy  buen recibidos dentro de este ambiente de incertidumbre y de crisis económica, con clara repercusión directa en los ciudadanos, que sufren, desempleo, subidas de los precios y perdida de poder adquisitivo entre otras cosas, y de las empresas, victimas también del frenazo económico, disminución del consumo y problemas para la financiación debido a la falta de fluidez del dinero en el mercado financiero. En este sentido que la inflación se sitúe en el mes de Agosto de 2008, en el 4,9%, podría entenderse como un muy mal dato en épocas anteriores en las que reinaba la bonanza económica, pero actualmente supone un alivio para los consumidores, ya que significa, una disminución de la tasa de variación interanual del IPC de cuatro décimas ya que en Julio se encontraba en la preocupante cifra del 5,3%. El origen de este descenso es el mismo que en los meses anteriores disparaba la inflación: el petróleo. El preciado oro negro ha protagonizado en las últimas semanas unos pronunciados descensos que lo alejan del record que alcanzó en Julio al superar los 147 dólares por barril. La cotización ronda ahora los 100 dólares, un precio todavía alto pero mucho más razonable y asumible por una economía ahora maltrecha. Una inflación de 4,9% está muy alejado del 2,2% del mes de Agosto de 2007, que se encontraba mucho más cercana a la conocida estabilidad de precios tan deseada por el Banco Central Europeo, que la define como una variación de precios cercana pero por debajo del 2%. Pero la inflación del mes de Agosto, a pesar de ser la alta variación anual de un 4,9%, supone una reducción de 4 décimas con respecto al mes anterior, y ese es el dato positivo.

El Ministerio de Economía identifica claramente la causa del descenso, señalando que el 90% del mismo, es debido, a la menor tasa de crecimiento de los carburantes y combustibles. La CEOE, ha pronosticado que si el precio del petróleo tiene un comportamiento similar al actual, el IPC seguirá su camino de moderación hasta llegar al valor actual de la inflación subyacente, con una tasa anual situada en Agosto con el mismo valor que Julio, el 3,5%. Es importante recordar que la inflación subyacente elimina del índice general aquellos elementos más inestables del IPC, como los precios de la energía o los alimentos frescos. El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) también tiene su tasa anual en el 4,9%. Debemos recordar que el IPCA se trata de un índice homogéneo y no individualizado, que proporciona una medida de la inflación caracterizada por poder practicar comparaciones con los demás países de la Unión Europea (UE).

Los grupos que más han contribuido al descenso de 4 décimas de variación anual son los siguientes:



– Transporte: tasa anual del 8,6%, dos puntos por debajo de la correspondiente al mes de Julio, debido en su mayor parte a que los precios de los carburantes y lubricantes han descendido más que en Agosto del 2007.

– Vivienda: tasa anual del 7,9%, con una disminución anual de cinco décimas, por la disminución del precio de gasóleo para calefacción.

– Alimentos y bebidas no alcohólicas: tasa anual del 6,8%, dos décimas menos que la del mes de Julio, por la bajada de precios del pescado fresco y la leche, que se encarecieron en Agosto de 2007.



La variación mensual del IPC general del mes de Agosto es del -0,2%.

Afortunadamente comprobamos como tomamos el camino contrario, al que nos llevo en el pasado mes de Julio a la preocupante tasa anual de inflación del 5,3%, que equivalía a la más alta desde diciembre del año 1992. Esperemos que este descenso, se convierta en una tendencia y continúe la moderación de la inflación. Su moderación es fundamental para comenzar una más que deseada reactivación económica o cuanto menos, salir del estancamiento económico que nos puede acercar y nos puede precipitar fácilmente a una indeseable recesión económica.