La Unión Europea llega al acuerdo de aumentar la jornada laboral por encima de las 48 horas | Euribor Saltar al contenido
Euribor

La Unión Europea llega al acuerdo de aumentar la jornada laboral por encima de las 48 horas

10 junio, 2008

Celestino Corbacho, Ministro de Trabajo, señala que la directiva de la Unión Europea, es un retroceso en la agenda social.

    Aunque todavía deberá ser aprobada por el Parlamento Europeo, la Unión Europea ya ha aprobado ampliar la semana laboral más allá de las 48 horas. Se trataba de una propuesta de la presidencia eslovena para que se permitiera que cada Estado miembro de la UE pudiera modificar su legislación para lavar la semana laboral actual de 48 horas hasta llegar a las 65 horas. En la Unión Europea se generaron dos grupos en torno a la propuesta, el grupo que se muestra a favor, encabezado por Reino Unido y Alemania que demandan mayor flexibilidad laboral y el otro grupo, en el que se encuentra España, que se opone.

Celestino Corbacho, Ministro español de Trabajo, declaró que la directiva es un retroceso en la agenda social y que con está propuesta nos encontramos ante una Europa más cercana al siglo XIX que a una Europa del siglo XXI. No hay que olvidar que se trata de terminar con un derecho social que fue consagrado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) hace 91 años.

Reino Unido desde 1993 ha puesto en práctica el llamado “opting out”, que consiste en que se permite que los trabajadores puedan pactar con los empresarios de forma voluntaria el tiempo de trabajo. Con la directiva de la UE, lo que se pretende es que está práctica ejercitada por el Reino Unido se convierta en una norma general en Europa.

Además con la nueva directiva el periodo no activo de las guardias que realizan los médicos no se computara como  tiempo de trabajo. En este sentido, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos ya ha señalado que si se aprobará la directiva podría convocarse una huelga en toda Europa, según informa el periódico El Pais

Alejandro Cercas, eurodiputado socialista, opina que “dejar al trabajador que pacte a solas con el empresario es renunciar a toda la historia legal y de lucha social colectiva”.