Luces de alarma roja en el horizonte económico | Euribor Saltar al contenido
Euribor

Luces de alarma roja en el horizonte económico

14 diciembre, 2007

Las hipotecas subprime o hipotecas basura, consistentes en ser concedidas a clientes con insuficiente solvencia económica, han provocado una crisis económica de tal envergadura que los grandes organismos económicos mundiales se han visto obligados a tomar medidas para paliar sus negativos efectos. Es lógico que este tipo de hipotecas concedidas alegremente en los Estados Unidos, hayan provocado gran morosidad y graves problemas de liquidez en las entidades bancarias, si parten de la premisa, de que se conceden a pesar de las pocas garantías que ofrecen los hipotecados de poder hacer frente a las letras del préstamo.



Las luces de alarma que auguran un panorama económico poco prometedor, o cuanto menos, inmerso en una densa niebla de incertidumbre, han llevado a los principales Bancos Centrales del mundo a aliarse, en una acción sin precedentes, para intentar que no se  llegue a una gran inestabilidad económica de temibles consecuencias.

La Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco Central Europeo, el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra y el Banco Nacional de Suiza se han unido para lanzar subastas temporales de liquidez y para tomar medidas para mejorar los problemas existentes de financiación en los mercados interbancarios. La falta de liquidez, esta disparando el Euribor, que se acerca peligrosamente al 5 %, casí un punto porcentual alejado de los tipos de interés o precio oficial del dinero que está al 4%.  El BCE va a inyectar liquidez en dólares por un importe máximo de 20.000 millones, respaldados por activos de garantía en un plazo de vencimiento de 28 y 35 días. Se trata de lo que se conoce como un “swap” y se entiende por un préstamo temporal de divisas.

Los bancos  quieren cerrar el año con suficiente líquidez en sus cuentas, y entonces provocan que exista poco dinero en circulación. Quieren además tener suficiente dinero para poder actuar con un amplio margen de maniobra en las subastas oficiales, y por ello no lo ponen a circular, se lo guardan para ellos. Con las inyecciones de líquidez puede aclararse el panorama, pero también se piensa que no es suficiente y que todas estas circunstancias y medidas de inyectar dinero de forma extraordinaria no hacen más que reflejar que el horizonte económico no se presenta nada  prometedor.