En marzo 123.543 desempleados más | Euribor Saltar al contenido
Euribor

En marzo 123.543 desempleados más

17 abril, 2009

La crisis continúa creando una fuerte destrucción de puestos de trabajo. En marzo 123.543 personas entraron en la fatídica lista del desempleo. Tratando de ver el vaso medio lleno, se puede decir que el aumento de marzo es el más bajo desde septiembre, cuando en ese mes el desempleo aumentó en 95.367 nuevos inscritos.

 123.543 personas constituyen la nueva subida de desempleados en el mes de marzo. Este mes es el número 12 en el que el paro sube de forma consecutiva. Con este nuevo incremento, ya son 3.605.402 los desempleados. Si vemos el vaso medio vacío, se puede decir que es el peor dato en un mes de marzo dentro de la serie histórica, que ya no resta tanto para alcanzar los cuatro millones de desempleados y que es el sexto mes consecutivo en el que el paro sube por encima de las 100.000 personas. Si vemos el vaso medio lleno, las subidas de los dos últimos meses son más moderadas que los meses precedentes, así por ejemplo en febrero, el desempleo subió en 154.058 personas y en enero se alcanzó la terrible cifra de 198.838 nuevos desempleados. Comprobamos una cierta tendencia a la moderación, aunque hay que ser cautos en una crisis tan excepcional y tan llena de incertidumbres como la actual.

La construcción ya no es el sector que más personas aporta a la lista de desempleados, pues la cifra es de 16.613, mientras que 57.891 corresponde al sector servicios y 20.332 al sector industria. Hay que tener presente que estos meses ya están coincidiendo con los puestos de trabajo creados por el fondo de 8000 millones de euros de inversión municipal y que ya suponen la contratación de 90.000 personas.

 Estamos ante un 56,7% de aumento interanual del desempleo, pues en el último año 1.304.427 personas se han añadido a las listas del paro. Son datos preocupantes que dan idea de la magnitud y dimensiones de la crisis. El desempleo es el impacto más directo que sufren los ciudadanos por la crisis. Esperemos que las medidas adoptadas por el Gobierno, así como las globales tomadas por en la cumbre del G-20, ayuden a salir cuanto antes del negro panorama económico en el que nos encontramos inmersos.