El Ministro de Economía, Pedro Solbes, recibe serias críticas desde los promotores | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El Ministro de Economía, Pedro Solbes, recibe serias críticas desde los promotores

10 mayo, 2008

    El Vicepresidente segundo y Ministro de Economía y Hacienda Pedro Solbes señaló que no se debía impedir de forma artificiosa el necesario ajuste en el sector de la construcción, si se quería volver a la normalidad. Pero sus palabras parece que no han sentado nada bien a los inmobiliarios.

    El presidente de la patronal de los constructores, Guillermo Chicote catalogó en Radio Nacional de frivolidades las argumentaciones del Ministro. y además mostró su convencimiento en que la crisis del sector, y no ajuste necesario, como define Solbes a la situación, puede desembocar en el  cierre de numerosas empresas, y a trasladar a un millón de trabajadores al desempleo en el próximo año y medio.Chicote explicó que no pedían ayudas para ellos, sino que se diera confianza a los posibles compradores de viviendas.

El miércoles próximo el presidente de la patronal de los constructores se reunirá con la Ministra de Vivienda Beatriz Corredor, para la propuesta por parte del sector de la construcción, de un nuevo tipo de vivienda, que se situaría entre la vivienda libre y la Vivienda de Protección Oficial (VPO), y que conllevaría la garantía para los compradores de unos intereses hipotecarios que no fueran  superiores al 5%. Si ese límite se cruzará, sería el Gobierno el que tendría que asumir la diferencia. Sin embargo, Guillermo Chicote se ha mostrado en Radio Nacional preocupado y además pesimista, pues piensa que está propuesta no va a ser tenía en cuenta por parte del Gobierno. Otras voces desde el sector perjudicado también muestran su preocupación:  José Manuel Galindo, representante de los promotores madrileños, explicó la necesidad de ofrecer ayudas fiscales.

Los sindicatos muestran opiniones diferentes ante la situación, CC OO considera buenos los argumentos de Pedro Solbes, ya que argumentan que si han sido las empresas las que han originado el problema, ellas mismas deberán salir de él. Mientras UGT afirma que el Gobierno debe tomar medidas para ayudar no a las inmobiliarias, sino a aquellos que no pueden acceder a una vivienda.