Todo parece indicar que el Euribor hipotecario cerrará febrero con mínimo histórico