El presidente de la CEOE prevé 1.500.000 desempleados más dentro de un año | Euribor Saltar al contenido
Euribor

El presidente de la CEOE prevé 1.500.000 desempleados más dentro de un año

4 julio, 2008

El desempleo se acrecentará fuertemente una vez terminadas las viviendas iniciadas si no se toman las medidas adecuadas, según argumenta el presidente de los empresarios.



   El paro ha subido en junio.  36.849 nuevos desempleados. Actualmente llegamos a la cifra de 2.390.424 desempleados. Además cae la afiliación a la Seguridad Social en 199.259 personas.

    El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, ha mostrado su preocupación por la situación económica actual y vislumbra una situación inquietante para  el segundo semestre del 2008, una vez se acabe de construir las viviendas que se han iniciado. Sus augurios constituyen una losa muy difícil de dirigir, señalando que si el Ejecutivo no adopta las medidas necesarias, dentro de un año existirá un millón y medio de parados más.

El impacto que esta teniendo el frenazo del sector de la construcción en las tasas de desempleo, se está comprobando mes a mes, con unas cifras desalentadoras, pero esto puede ser poco para el presidente de la CEOE, ante lo que puede venir y el fuerte impacto que la situación actual puede tener en el mercado laboral. El desempleo ya ha aumentado un 21,6% en 12 meses y hay 424.555 desempleados más. Pero como comentamos, las palabras de CEOE, son preocupantes, porque pronostica un fortísimo repunte de las tasas de paro para dentro de un año.



Para el presidente de la patronal las medidas del Gobierno van en el buen camino pero las considera insuficientes. Las pequeñas y medianas empresas (pymes) no encuentran los créditos que necesitan. La falta de liquidez en el mercado parece ser que les está afectando gravemente.

Parece ser que todo apunta en la misma dirección negativa para salir de los difíciles momentos económicos que vivimos. Todos los factores se alinean en contra: inflación, caída del sector de la construcción, desempleo, subida de los tipos de interés, subida de los alimentos, encarecimiento del petróleo, falta de liquidez financiera, restricción en la concesión de créditos por las entidades bancarias, caída de la confianza, descenso del consumo… Toda una serie de factores que se constituyen tanto en causas como en efectos unos de otros, y que auguran una difícil salida.