Se eleva el fondo de garantía a 100.000 euros y se crea un fondo de 30.000 millones para dar liquidez al sistema financiero