Se eleva el fondo de garantía a 100.000 euros y se crea un fondo de 30.000 millones para dar liquidez al sistema financiero | Euribor Saltar al contenido
Euribor

Se eleva el fondo de garantía a 100.000 euros y se crea un fondo de 30.000 millones para dar liquidez al sistema financiero

7 octubre, 2008

Después del Ecofin, la reunión de los ministros de economía de la Unión Europea en Luxemburgo, el Gobierno anuncia que se eleva el fondo de garantía de depósitos a 100.000 euros. También se adopta una medida extraordinaria de gran calado, se crea un fondo de 30.000 millones de euros para comprar activos sanos de gran calidad y asegurar así liquidez en el sistema financiero.



    Después de reunirse ayer con una representación importante de la banca y tras la reunión de los ministros económicos de los países miembros de la Unión Europea, en Luxemburgo, en el encuentro denominado Ecofin, el presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, ha comparecido en la Moncloa, para hablar de la actual situación financiera y para anunciar dos medidas extraordinarias de gran importancia.

En primer lugar ha señalado que el Gobierno va a aumentar la garantía de los depósitos bancarios hasta 100.000 euros. El Ecofin ha acordado una elevación de la cobertura mínima para los depósitos bancarios de la Unión Europea a 50.000 euros. De nuevo, el presidente del Gobierno ha hablado de la solvencia y de la solidez del sistema financiero español, supervisado por el Banco de España. Aumentar la garantía de los ahorros es una medida para ofrecer confianza a los ciudadanos, ahorradores y empresarios. La garantía estaba en 20.000 euros, con lo que se amplia está  sustancialmente. La otra extraordinaria medida de gran importancia es la formación de un fondo a cargo del Tesoro con 30.000 millones de euros, ampliable a 50.000, para comprar a las entidades financieras activos de calidad máxima.

Existe una diferencia muy importante entre el plan de rescate de Estados Unidos y la medida española de la creación del fondo. Mientras que el plan de rescate compra los activos tóxicos de las entidades, para limpiar y sanear el sistema financiero, el fondo español de activos será de activos sanos, de alta calidad, con el fin de que exista fluidez en las entidades financieras y afrontar el problema de restricción de crédito, que impide que exista actividad productiva y crecimiento económico, ya que sin crédito no hay inversión y la actividad y el crecimiento económico desaparecen. Por otra parte el fondo tendrá una medida temporal y se irá extinguiendo de forma natural, a medida que la actividad financiera y económica se normalice, por lo tanto el dinero requerido del Tesoro para la compra de activos de alta calidad, se recuperará. Con este dinero se trata de garantizar liquidez a las entidades financieras y que pueda llegar el crédito a los ciudadanos y a las empresas.



El presidente del Gobierno, también ha hablado de la deuda española. Al ser esta poca por la reducción de la misma en los últimos años, permite tomar medidas de gran calado como la anterior. Hay que tener en cuenta que la deuda española, se encuentra 20 puntos por debajo de la media europea.

La segunda medida, la creación del fondo de 30.000 millones, tiene pues como gran objetivo afrontar la importante desaceleración económica, ya que si con ella se cuenta con la liquidez necesaria para que los bancos puedan favorecer el crédito a las familias y a las empresas, se favorecerá directamente la actividad económica que depende en gran medida del crédito.

Las dos medidas son extraordinarias y de gran calado. Por una parte se da confianza a los ciudadanos respecto a sus depósitos. El Gobernador de Banco de España, la Asociación Española de Banca, el presidente del Gobierno y el Ministro de Economía y Hacienda ya han señalado la solvencia y la solidez del sistema financiero español. También ha sido alabada por la prensa internacional, pero para que los ahorradores, empresarios y ciudadanos en general, todavía tengan más confianza, se incrementa el Fondo de Garantía de Depositos (FGD) pasando de los 20.000 a los 100.000 euros. La creación del fondo de 30.000 millones, incide directamente en el corazón de una de las principales causas de la crisis: la restricción del crédito, que estrangula el crecimiento económico, ya que el crédito es fundamental para favorecer la actividad económica y que las empresas puedan invertir y crecer.