Se multiplica por más de cuatro las familias declaradas en quiebra – Euribor