Trichet no ve positivo bajar los tipos de interés y además demanda moderación salarial