Ventajas de la caída del precio del petróleo | Euribor Saltar al contenido
Euribor

Ventajas de la caída del precio del petróleo

13 septiembre, 2008

El petróleo ha experimentado en los últimos meses espectaculares escaladas, siendo una de las principales razones del aumento preocupante de la inflación. Pero ahora desde mediados de julio el petróleo ha bajado también espectacularmente, lo que significa una importante ventaja para las empresas y las economías familiares.



La caída del precio del petróleo que se ha experimentado desde mitad de julio, significa un avance importante y una excelente noticia con repercusiones positivas para la economía a nivel mundial. Hay que recordar que a mediados de julio de 2008, el petróleo se encontraba marcando record y por encima de los 147 dólares por barril. Ahora en septiembre se encuentra rondando los 100 dólares.

La contundente caída del petróleo es una ventaja considerable para las economías familiares, ya que los precios de los recibos de la electricidad descienden y también se reduce el precio que han de pagar a la hora de repostar combustible en sus vehículos, con lo que se dispondrá de más renta libre o disponible que podrán dedicar al consumo, elemento clave para favorecer la reactivación económica.

Las empresas también se ven ampliamente beneficiadas con el descenso del precio del petróleo, pues verán reducidos sus costes energéticos, es decir, tendrán que pagar menos por la energía que necesitan para su funcionamiento. Este menor coste energético para las empresas, les permitirá tener más holgura económica para competir y para bajar precios, aspecto esencial, sobre todo en estos momentos de claras dificultades económicas por las que atravesamos.



Esperemos que el petróleo se comporte de forma razonable a partir de ahora, y esta buena noticia económica genere un efecto dominó sobre el resto del panorama económico y nos conduzca a la deseada recuperación económica.

También es importante  recordar que una menor inflación, puede ser también una buena razón, que lleve al Banco Central Europeo a bajar los tipos de interés, lo que constituye una decisión ideal para conseguir una bajada del Euribor. El Euribor se encuentra en máximos históricos y aunque en los últimos dos meses presenta cierta estabilización, su más que deseado descenso es muy necesario para aliviar a los hipotecados, que han visto como sus cuotas se han incrementado de forma vertiginosa en los últimos años.